domingo, 16 de mayo de 2010

Buscando a Nemo




Volví a recaer, y me refugié en los consejos de una amiga.

KUAYLLEN HIP.

- “¿Por qué hay veces que en la vida nada parece tener sentido.” Pregunté a ella abruptamente con aires de filósofa.
- “Porque así es la vida, con sus idas y con sus vueltas, si no fuera así sería como una serie de TV donde todo parece ser felicidad.” Respondió.
- “Sí, creo que tienes razón…” Dije según yo, finalizando el tema.
- “Sí, además hay muchos peces en el mar…” Me dijo ella sin que yo le haya dicho que mi tristeza tenía nombre y apellido. Como si ya fuera obvio. Me dolió.
- “Sí.” Le respondí. “Podrán haber muchos peces en el mar, pero él es mi Nemo.” Le dije con mucha pena.
- “Claro, pero esque en el mar no sólo hay peces sino también delfines, son mucho más listos y lindos, y claro, no te dejan en la nada.” Me dijo.
- “Los delfines serán perfectos… pero Nemo es uno sólo.”
- “Pero un delfin se puede comer a Nemo.” Dijo. “Vamos Mafer tienes que superarlo.”
- “Sí tengo que superarlo, pero es difícil.”
- “Sí lo sé, te lo digo por experiencia lamentablemente, así que en algún momento lo harás y vendrá tu delfín.”
- “Sí… yo quiero un delfín que no me deje en la nada.”
- “Espérate en la universidad, normalmente de ahí sale el pata con quien te casas.”
- “Sí, estúpidos peces.” Dije yo.
- “Bueno, pero al menos tu no estás en la nada siendo ignorada totalmente.” Dijo ella mencionando indirectamente su problema.
- “Sí, al menos no estoy así…” Le dije “Aunque aveces si ah, y nose que es peor, quererlo mucho o la idea de poder olvidarlo.”
- “La verdad no sabría decirte.” Dijo
- “¿Tu ya lo has superado?” Le pregunté.
- “Sí ahí, osea vino un delfín y supere a Nemo, aunque ahora me mata el delfín.” Dijo desilucionada. Yo, me reí mucho.
- “Ay Kuayllen me has hecho reír.” Le dije. Ella se rió.
- “Para eso estamos hablando, ¿no?” Dijo riéndose.
- “Exacto.” Dije. “Oye pero ¿no que los delfines son buenos?”.
- “Sí, pero hay veces que alguien los pesca mejor y son arrebatados de tus manos.” Dijo
- “¿Qué hago si pasa eso?”
- “Normalmente si pasa eso no duele tanto, queda como tu BFF.”
- “Eso es muy gay.” Le dije bromeando
- “Y aparte me sigue gustando Nemo.”
- “Nemo nunca se olvida.” Afirmé.
- “Sí.” Dijo ella.

De ahí seguimos hablando. Con nombres y apellidos, lugares y fechas.
Entonces me di cuenta que todos tenemos a ese pez que nunca olvidamos, a ese Nemo que no queremos perder y seguimos detrás de él buscándolo por todo el océano cruzando todos los esquemas y dificultades.
Pero la verdad, hay veces que no vale la pena. Ya que Nemo, es un pecesito muy malcriado e incorregible, y sólo si es tu hijo vale la pena buscarlo.
De ahí, no lo creo.


*Maafer G.


Avisos 1.- Regresé de San Andrés, fue genial, excelente, perfecto, etc. Fue viaje de promoción, así que ya te imaginaras, QUE NO HICE?! jajaja. Muy pronto publicaré todo lo que pasó en el viaje, y creeme, no estarás más sorprendido que yo.
Avisos 2.- Tu novela favorita "Rafael y Luciana" tendrá proximamente su cuarto capítulo, NO TE LA PIERDAS jajaja
Avisos 3.- Cambio y Fuera.

5 miaus:

Luxin dijo...

sin duda me pierdO el cuarto capitulo ;D




*-----------*

Angela dijo...

awwwww si, es muuuy difícil olvidar a Nemo! claaaro que si! ay jajaja si pues, practicamente es una perdicion el viaje de promocion jajaja saludos (:

Domina dijo...

'Y no vale la pena buscarlo a menos de que sea tu hijo'

JAJAJA, mori :D Oh Kuayllen, tienes razon, el primer Nemo nunca se olvida :)

Oh oh, me contaron algo de San Andres que tenia que ver con vodka. Omi :)

silvia dijo...

o.O SI NO SE OLVIA ESPECIALMENT SI CREIAS Q ERA EL IICADO :(

Maafer G dijo...

exacto silvia, lo peor es cuando crees que es el indicado.