viernes, 30 de julio de 2010

Y...¿Qué pasa si no me quiere?


¿Por qué será que nosotras, las mujeres, no podemos aceptar que un hombre no nos quiere? ¿Por qué será que siempre tenemos que inventar cuentos, fantasías y cosas que no son ciertas para ocultar la cruda y maldita verdad?
Y es que, yo creo, que desde que somos pequeñas, nos enseñan a ser inmunes a la realidad.
A pensar de que si un chico no nos mira, es porque se siente “arrochado”.
Entonces en la niñez una se la pasa pensando en que todos los niños que te gustan son tímidos porque no se atreven a hablarte.
ERROR: LA VERDAD ES QUE NO TE QUIERE HABLAR. PUNTO.

Y así, con éste pensamiento seguimos toda nuestra vida.

Por eso, a lo largo de nuestras vidas nos juramos princesas, princesas que esperan a su príncipe con armadura que la va a rescatar de su oscuro castillo para llevarla a un final feliz de cuentos de hadas. Y, no me van a decir que esto no es cierto, porque no importa si tu no eres muy soñadora, o si no crees en los finales felices, o si eres emo o retro, etc. No me vas a decir que no crees que por ahí anda el chico indicado, ése que te llevará de la mano cuando seas mayor para envejecer juntos. ¿O esque acaso estoy equivocada?

Amamos el drama, amamos dejarnos llevar por el momento y amamos exagerar las cosas hasta su punto de quiebre. Armando así, un mundo lleno de fantasías y lleno de “¿me quiere o no me quiere?”
Cada vez que nos fijamos en alguien o más aún, cada vez que nos enamoramos, tendemos a crear una historia de amor digna de telenovelas y obras de Nicholas Sparks, donde el amor siempre triunfa y la felicidad esta entre dos personas que se aman. ¿Por qué hacemos esto?
No lo sé, no tengo las respuestas.
Y eso se debe a que yo también soy una de esas dramáticas que esperan a su príncipe azul en un castillo encantado. Yo también creo en el amor eterno y en los cuentos que nos dicen nuestras amigas o nuestras madres sobre “la amiga, de la prima, de la hermana de mi mejor amiga se enamoro de su actual esposo con sólo verlo una vez en una fiesta, ahora llevan como veinte años de feliz matrimonio, así que, pequeña, no dudes en que vas a encontrar tu pareja ideal. No dudes en que el hombre ideal está por ahí en algún lugar, porque ¿Puedes creer que ahorita el amor de tu vida está caminando por algún lugar de éste planeta?” Suspiré.

Esque es así, porque aunque me digas que no es cierto, ambas sabemos que si un chico te dice “te voy a llamar” tu estás ahí esperando a que te llame al costado del teléfono preguntándote “¿Por qué no me llama?”, inventando excusas como “fácil el teléfono se malogro, o quizás perdió mi número, o lo más probable es que haya salido y hasta ahora no llega a su casa por un percance, pobrecito.” Osino cuando enviamos un mensaje y estamos atentas al celular cada cinco segundos a ver si ha respondido, y al final, no responde. Entonces decimos "¿habré enviado el mensaje al número correcto?"
Pero nunca ¡nunca! Se nos ocurre, “no quiere llamarme” excepto claro, cuando ya es obvio. Nunca se nos ocurre "no me responde porque no le da la gana."
Nunca se nos ocurre “no me dice que me quiere porque NO ME QUIERE.” Y no, nunca se nos ocurre el “si terminó conmigo es porque ya no me ama más, no porque yo hice algo malo.”
Y por eso, sufrimos, nos avergonzamos, nos equivocamos , nos ilusionamos, nos rompen el corazón, nos ilusionamos de nuevo y ,en el camino, nos esperanzamos.
Nos esperanzamos porque estamos completamente seguras de que, a pesar de todo lo anterior, encontraremos al final del viaje a una persona que no nos haga pasar por todo esto denuevo.
Entonces la ley de las mujeres es: nunca dejes de soñar porque, ¿sabes un secreto? Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir y no dormir sin soñar. Descansar, es empezar a morir.
Nunca dejar de soñar en que ese chico que tanto amas, te amará a ti también; en que ese chico con el que estás, es único; y en que ese chico ideal para ti… está por venir.
*Maafer G
--------------------------------------------------------------------------------

guillebot

Erin McCarley - Sticky Sweet .

8 miaus:

La chica de las cien mil caras dijo...

¡Me ha encantado!No, no, encantar se queda corto joder.
Me siento exactamente así, justamente ahora, cada 5 minutos mirar el móvil para ver si contesta a un mensaje, bueno, eso era antes, hace una semana, ahora ya está, no quiere nada, se acabó, y es que al final, el daño más fuerte nos lo hacemos nosotras mismas al crear nuestros miiiles de cuentos con final feliz.

Domina dijo...

Las excepciones existen. Y el caso, es que todaas somos la excepción. Suena contradictorio, lo sé o.o Pero así es :)

Y cuando dejas de buscar, viene. Y cuando buscas hasta el cansancio, se va.

Lalala Mafer me encantó tambipen :)

Eclipsada dijo...

todo esto ya lo sabemos, pero todas fantaseamos con una escena romántica, sólo que yo estoy empeñada en pensar que el futuro, es una hoja en blanco, y que no hay pronóstico alguno, así que cada vez que empiezo a fantasear en conocer a alguien, elimino esos pensamientos, porque lo mejor es no planear las cosas, si no esperar lo inesperado :) linda entrada, me gusta cuando me hacen reflexionar.

Alexa dijo...

Tenias razon, me encanto esta entrada.
Mi comentario seria muy larga asi que te digo lo que opino el lunes cuando te vea Mafer G.

Ay Dios, me identifico :(

silvia dijo...

Sin palabras! Lo amo! me he sentido identificada en cada una de las palabras y la verdad es que cuando me enamore yo empeze con el es imposible y no pasara pero con el tiempo cai en las iluciones por que apesar que lo intenmos es nuestra naturaleza de soñadoras
Un besote!!!

Maafer G dijo...

Pienso lo mismo, gracias por sus comentarios.

PeKeÑa iSeLiTa dijo...

Que bien lo dices todo
caray por que somos asi =) jeje

felicidades escribes genial!!

Maafer G dijo...

Gracias :)