sábado, 6 de noviembre de 2010

¿Quieres olvidar?


Cuando una persona decide olvidar es porque tiene que olvidar. Es porque para su salud mental, lo mejor es olvidar. Sin embargo, no siempre es porque quiere olvidar.
Cuando una persona habla sobre un viejo amor, también habla sobre que el tiempo no borra el dolor.
Tampoco borra el recuerdo.
Solo borra los sentimientos que ardían. Me despertaste algo eterno.
¿Cómo se puede olvidar alguien tan fácil de algo?

Botando cartas, peluches o tirando un anillo que con cariño alguien en el pasado te lo regaló. Llorando a solas, descubriendo tu cordura. No, no muere el fuego que tanto quemó.
¿Cómo se puede olvidar alguien tan fácil de algo?

Alguien me dijo alguna vez que nadie me podía ayudar. Que lo que todos tanto predican sobre “el tiempo borra las heridas” es falso. Es falso porque el verdadero recuerdo nunca se va.
Sobre todo cuando nada puede ser más real que el pasado. Porque quizás, si respiras de a pocos y cierras tus sentidos, al dormir lo puedas tocar.
No sé, aveces pienso que si yo te olvido, no tengo nada en que pensar.

No sabes por qué pero le tienes miedo al calor de su voz, le tienes miedo a su mirada, le tienes miedo a su corazón. Piensas que el amor es dolor, pero no, amar es solo una fascinación.
Las cosas se acabaron, tú no sabes qué hacer. ¡Cómo duele el corazón! . Ya no queda oportunidad, un gran libro se cerró. Nadie ve lo que va a pasar; somos ciegos al nacer.
Era obvio que iba a acabar: el amor no es divinidad, es un ciclo natural. Nace, crece, se reproduce e, inevitablemente, muere.
¿Cómo se puede olvidar alguien tan fácil de algo?

Está bien, lo voy a aceptar.
No me lo dice, me lo da a entender. Él piensa “Por favor, no paseemos mas. Es muy tarde y ya me voy. Por favor, ya no hablemos más. Se desluce una ilusión.”
Pero mi amor, cuando recuerdes mi mirada, cuando recuerdes mi piel, cuando recuerdes mi risa, cuando recuerdes mis ojos, cuando te atrape el enojo al ver que de a poco no me tienes allá.
Vas a entender que fue tu decisión pero no entenderás por qué lo fue. No me entenderás. Pero bueno, tu nunca me entenderías y no te lo puedo explicar.
Quiero sentir libertad, quiero tener el valor, pero nunca jugaría contigo.
Nunca vayas a pensar que yo deseo olvidarte. Pero aunque de mi te apartes; las cosas, mi vida, no van a cambiar.
Probablemente me pueda ir muchas veces, pero nunca me podré alejar.

Y yo de verdad quise quererte, yo quise ser el viento para estar siempre en tus días. Pero me decías que era imposible. Y quise darte todo el mundo y las estrellas para verte feliz. Pero tú decías que no se podía.
Entonces ahora, si ves que te entrego mi corazón, no lo mires, es imposible, no se puede, mi amor ya no existe.

¿Cómo se puede olvidar alguien tan fácil de algo?

Te quiero olvidar, te debo olvidar.
No quiero más, no quiero más. ¿Cómo se puede olvidar alguien tan fácil de algo?
Te quiero olvidar…
*Maafer G.

2 miaus:

Paz dijo...

yo si creo que el tiempo cura las heridas... lo digo por experiencias. Lo que no se puede olvidar son esos recuerdos que siempre llegan a la mente. Uno aprende a vivir con la ausencia y en el camino descubre que existen nuevas cosas que valen la pena tambien.
No hay que estancarnos en un NO.
Lo bueno de la vida es que siempre se puede volver a empezar. Vive tu duelo si tienes mucha tristeza pero nunca te cierres a la posibilidad de amar nuevamente. : ) ...
Lindo blog!

http://kiara-aquiestamosdenuevo.blogspot.com/

liveatwembley dijo...

DEBO OLVIDAR
pero es muy difícil
me obsesiono, fatal.

saludos :)