miércoles, 10 de marzo de 2010

Porque usted ha domado lo que nadie en mi domo...


Todas las madres del mundo hacen y dicen exactamente las mismas cosas. Yo creo que les dan un curso rápido en la escuela de las madres, un lugar sumamente secreto en el que aprenden esos comportamientos que llamamos “cosas de madre”. Quién no ha escuchado alguna vez el clásico “Tú hazle caso a tu madre, que tu madre sabe mucho de esto…” ¿De dónde creen que ha podido sacar una madre una frase así? Pues de la escuela.

Lo primero que les enseñan ahí es a repetir mucho las cosas. Por eso, a veces te suenan como un disco rayado que siempre dice y dirá lo mismo.

Y es que una mamá, es la columna vertebral de una familia, es la que nos soportan y las que vela por nosotros desde que somos unas cositas tan pequeñas que nos puede meter en su bolsillo.

Por eso que nos hablan con cariño, con amabilidad y confianza cuando nos dicen las cosas que siempre, SIEMPRE, escuchamos . Desde: “ Vete a dormir muchacha de miércoles!” Hasta “Vas a ver tu nomas” ¿Qué cosa mamá? ¿Qué voy a ver?

Pero en fin, yo sé que a pesar de tantas cosas que mi mamá, tu mamá y la mamá de todo el mundo nos dicen, es con amor y comprensión. Por ejemplo, “Entra a la casa o vas a ver como te rajo”

Gracias a ésta escuela, las madres son capaces de hablar de dos temas la vez:

- Mamá, un momento necesito hablar contigo
- Dime Mafer, ah sí, ¿Has comido lo que te mandé?
- No sé mamá, pero no escúchame te quería decir que creo que no quiero estudiar nada
- ¡Párate derecha que se te nota la joroba!
- Bueno, pero con respecto a lo que te decía, no me gusta nada creo..
- Y a mí no me gustas tú, y tampoco me gusta que dejes las cosas tiradas en la sala
- Pero mamá, creo que no puedo decidirme si no me gusta nada…
-Haber hijita, primero arregla tu cuarto y después piensas en decidirte.
-Mamá ahorita lo limpio pero..
-Entonces cuando esté limpio ya podrás ponerte a estudiar ya que no te he visto hacer tareas en toda la semana.
-Ah ya mamá ahorita lo hago, pero con respecto a lo que estaba diciendo…
-Mira hija primero ocúpate de limpiar tu cuarto y luego hablamos, ah si ESTUDIA!

Y así.


Lo gracioso de las mamás, es que aveces ellas creen saber más de tu vida que tu misma. Por ejemplo mi mamá últimamente se las está lanzando de Cupido diciéndome cosas como la conversación que tuvimos el otro día.

mama: ese chiquito que viene siempre, no es feo, es mas es simpatiquito.
mafer: ah.. nose
mama: y porque te llama siempre?
mafer: sera porque quiere hablar?
mama: mm nose ah.. los hombres siempre quieren algo
mafer: okay mama, es mi amigo
mama: mm nose... a mi me parece buena gente y es lindo
mafer: mama no voy a estar con el
mama: porque no? hasta se viste bonito parece un niñito
mafer: POR ESO MISMO!
mama: ay hija, siempre te gustan los desaliñados, por ejemplo ese que tenia pinta de drogadicto como se llamaba?
mafer: nose mama..
mama: ah ya me acordé! Ese pues hija, no me vas a decir que no te acuerdas si parabas detrás de él.
mafer: Ay mamá no me molestes, al menos hacía cosas buenas ¿no?
mama: hija, le pones unos jeans todos rasgados y parece un vago. (Y entonces te dice la frase que te tiene harta) Creeme hija, tu mamá sabes más.
mafer: mama que mala
mama: pero es cierto, bueno volviendo a lo de tu amiguito..
mafer: mamá superalo.
Mama: yo no se hijita, pero cuando vengas llorando después no te quejes.

Y así no solo la hacen de consejeras, sino también de adivinas.



Lo curioso de las madres cuando te llaman, por eso uno siempre está preparado dependiendo del tono de voz y cómo lo haga.

Así, cuando mi mamá dice MAFEER, tranquilamente, uno sabe que las cosas están suaves y que la paz y la armonía se aproximan. Aunque claro, el peligro siempre está ahí así que igual tienes que estar alerta.
Pero en cambio, cuando te llama por tu nombre completo, uy no. Ya fuiste. Y te lo digo porque cuando mi mamá dice “MARÍA FERNANDA GONZALES ven para acá”, pucha, se desató Troya.

Ahí si ya, lo siento por ti. No me invites a tu funeral.

Pero lo que si no entiendo es ¿Por qué todo mi nombre? ¿Cuántas María Fernandas hay en mi casa?¿Habrá otras María fernandas?

Pero tu sabes y lo sabes bien, que eres la única María Fernanda que salió a su casa sin permiso ayer en la noche. Claro, después de romper el jarrón de la sala.

Otra cosa sobre las madres es la gran habilidad de hacerla larga a la hora del permiso. Esque en mi edad el miedo al “no” siempre está presente.

- “Mamá, mamá, mamá”
- “Dime hija”
- “Mamá, este, puedo salir hoy a una reunión…”
- “Claro, dile a tu papá”

El común y típico DILE A TU PAPÁ.

¿A quién no le han torturado con esa frase? Esa frase que esconde un significado el cual tu mamá no lo quiere decir para no quedar como la que “yo no me meto en ese problema” cuando en verdad significa “por mí, yo no te dejo ir, así que anda quedate a estudiar flojonasa”

Entonces tu vas, alegre y nerviosa, preguntándole a tu padre. Quien sin escucharte bien te dice lo mismo que tu mamá pero variando “Claro, pregúntale a tu mamá.”

Es el colmo.

Entonces denuevo, tu vas a ver a tu mamá, ésta vez cansado y agotado.

- “Mamá dice mi papá que te pregunte a ti.”
- “¿Sabes qué? Me tienes harta, has lo que quieras.”

Uy no! Ahí te fregaste! El típico y temible “has lo que quieras” El cuál TU lo tomas como un bueno, sé que tendré problemas pero no me ha dicho que no así que voy a ir.

Entonces tú te alistas, te emocionas y cuando te estás despidiendo tu mamá te dice otra cosa que te cae como un cuchillo en la espalda “Un momento, ¿Quién te ha dado permiso a ti? ¿Tu crees que te mandas sola?” Después viene el sermón mientras que tu tienes una cara de “mamá a que hora me dejas ir”.

Pero no, eso no es todo. La cosa está cuando regresas a tu casa, y lo peor, regresas media hora después. Pensando “es solo media hora, ni que todo estuviera tan cronometrado.”

Pero no, porque TU media hora, es una ETERNIDAD para ella. Y cuando regresas, abres la puerta, piensas “uy que bien, está durmiendo.” Pero de repente como película de terror cuando pasas por el cuarto de tu mamá ella prende la luz. Y te dice “¿Sabes que hora es?” Tu inocentemente no entiendes y antes de responder ella te dice “No llegas a la hora que acordamos.” Y entonces te suelta esa frase que tanto odias y repudias, esa que no sabes como aplicarla y deshacerla. Ella te mira y te dice “¿Y así quieres que te tengamos confianza?” y después, para añadirle el drama y la locura que envuelve toda esta situación que a ti te parece ridícula te dice “¿Acaso crees que éste es un hotel?”


Otro de los problemas que me persiguen últimamente es la hora de las llamadas. Como siempre, yo me apropio del teléfono y a mi mamá ahora parece afectarle. Ayer por ejemplo me dijo “¿Para eso se invento el teléfono?, cuando tengas tu casa, pues haces lo que quieras.”

También están esas frases con las que tu mamá se hace la víctima de la situación diciendo “Esto me va a doler más a mí que a ti” osino cuando sales con tus amigos y ella te dice “Siempre saliendo con todo el mundo y para tu madre ni un minuto tienes” y cuando vas a compartir algo con ella, te dice “vaya hasta que te acuerdas que tienes madre”

Y esque, así tu tengas cincuenta años y ella ochenta, siempre te dirá lo mismo una y otra vez, siempre seguirá siendo la madre protectora que muchas veces te ha molestado tanto pero seguía siendo preocupada. “Hija, ¿esas son horas de llegar? Bueno pero al menos comiste algo ¿no? Ah, no comiste nada. Ya ven que te preparo algo”.

Por eso, madre solo hay una, y , a pesar de que con mi mamá últimamente estamos en un ambiente tenso donde los momentos amargos aparecen continuamente, la necesito mucho porque ella es y será siempre la que me dirá “Abrígate bien, que te vas a resfriar.”

* Maafer G
--------------------------------------------------------------------------------------------------
Este es un video de Diego Torres con Vicentico - Usted.

8 miaus:

Marina dijo...

Una GRAN entrada la de hoy! :D

Ignuz dijo...

Me agradó mucho tu post e inevitablmente me hiciste recordar a mi mamá, mejor conocida como Mamá Ignuz. Acá alguna de sus frases más legendarias:

"No me gusta esta chica para ti. Se nota la maldad es su rostro. Es una bruja."

"Puedes estrangular, forcejear y tumbar a tu hermano, pero tienes terminantemente pegarle en la cara."

"¿Otra vez te golpearon en el Kung Fu, verdad?... Ya te dije que los remedios te los pagas tú."

"¿Qué son esos cuchillos que encontré en tu cuarto?"

"¡Sal de tu cuarto, ven acá y pelea como los hombres!"

"¿Qué es eso que has escrito en tu blog ahora...?"

Alexa dijo...

Asi son nuestras ricas madres :) pero asi se hacen querer. Buenisimo post.

Domina dijo...

la mia usa mi segundo nombre para llamarme la atencion, y pareciese que llamara al novio de la Barbie u_u
jajajaj :)

PeQue..* dijo...

Me encanta la entrada!
Las madres son únicas, y esta entrada me hizo reír mucho.

M · e · l · i dijo...

Me encanta tu blog!! esta entrada es buenísima... simplemente me encantó :)

besos!!

QuieroContigoSentir dijo...

Ahhh no sabes cómo me gustó la entrada. Me encanta como escribes, aparte tienes taaaanta razón!!
Muyyy bonito ;)

Cariños!!

Maafer G dijo...

Inguz, me dieron mucha risa las frases, en serio que genia tu mama.
Gracias por comentar, saludos.