miércoles, 31 de marzo de 2010

Rafael y Luciana. #2 El amor y la locura


Si no has leído el post anterior de RAFAEL Y LUCIANA, dudo que entiendas éste. Y si lo has leído, bueno nada. Ésta es la segunda entrega de una historia de la vida real, decepciónate.

“Bienvenido a Buenos Aires.” Dijo Luciana, vestida con una minifalda tan alta que no dejaba nada a la imaginación y un polo que le llegaba más arriba del ombligo.
- “¿A dónde vamos?” Dijo Rafael mirando un mapa que había cogido en el aeropuerto.
- “Ya pues, deja el mapa, conozco ésta ciudad. Ahorita vamos a ir a la casa de Juan Carlos, un amigo.”
- “¿Es casa o departamento?”
- “¿Y eso en qué importa?”
- “No lo sé, prefiero preguntar eso que preguntarte de donde conoces a éste pata.”
- “Bueno, eso tampoco importa.”
- “Lo sé.”
Caminaron hasta salir del aeropuerto, Luciana silvó y cogió un taxi. Le dijo la dirección mientras que Rafael se quedó mirándola.
Ella era hermosa.
- “Oye, ¿vas a subir al taxi o te quedarás mirándome” Dijo Luciana
- “Sí, lo siento.” Dijo Rafael.
Pasaron 5 minutos, 10, 15, hasta que Rafael dejó de contarlos y de repente Luciana se había quedado dormida su hombro. Él no lo podía creer.
- “¿Qué tal le va a Luciana?” Dijo el chofer del taxi.
- “¿Disculpe?” Preguntó Rafael muy extrañado.
- “Luciana, es la primera vez que la veo venir con alguien.” Dijo el chofer.
- “¿La conoce?” Preguntó.
- “Viene todos los fines de semana desde Perú, aveces me encuentra aquí en el aeropuerto y yo la llevo”
- “Ah, bueno la verdad, recién la acabo de conocer.”
- “¿Y ya se van de viaje? Esa Luciana, nunca pierde tiempo.”
Rafael dejó de hablarle, tenía razón. Sólo la conocía hace una semana y ya estaban yendo juntos a un viaje internacional. Juntos… Él se puso a pensar.. ¿Estarán juntos? ¿Luciana pensará en el como una pareja para una relación? ¿Estarán en una relación?
Rafael estaba confundido.

- “Ya llegamos.” Dijo el señor del taxi.
Cuando Rafael vio a su derecha, había un edificio gigante y muy elegante, parecía tan pituco que no pensaba que era el lugar correcto.
- “Gracias Erick.” Dijo Luciana despertándose y dándole plata.
Ambos entraron al edificio y llegaron al loby. Luciana fue hacia la recepción mientras que él estaba sentado sobre un sofá con su mochila.
- “¿Te vas a quedar sentado ahí?” Dijo Luciana yéndose al ascensor.
- “¿Tan rápido?”
- “Sí, el recepcionista ya me conoce?”.
Fue en el sexto piso donde se encontraba el departamento de Juan Carlos, el “amigo” de Luciana, y fue también el sexto piso donde Luciana se sentía como en su “segundo hogar”, por así decirlo.
- “Me encanta estar aquí”. Dijo Luciana sonriendo.
- “Siempre vienes, ¿no?”
- “Últimamente sí.”
De repente salió un hombre de un cuarto de al fondo con una toalla amarrada a la cadera sonriendo y dijo.
- “Mi nena, ¿Cómo estás?.”
Luciana lo vio, se emocionó, gritó y fue corriendo hacia él saltando.
- “Te extrañé.” Dijo Luciana abrazándolo.
- “Lo sé chiqui” Dijo Juan Carlos con un poco de indiferencia. “¿Y éste es?”
- “Es mi amigo casimuerto.” Dijo Luciana mirándo a Rafael.
- “Hola, en verdad me llamo Rafael.” Dijo estrechando su mano.
- “¿Qué tal?” Dijo Juan Carlos haciendo lo mismo. “Bueno, los amigos de Luciana son mis amigos, siéntete como en tu casa.”
- “Que lindo Juan Carlos.” Dijo Luciana abrazándolo más fuerte.
- “Ahora apúrense, que ya nos vamos a Pachá.” Dijo Juan Carlos.
- “¿Qué es eso?” Preguntó Rafael. Luciana y Juan Carlos se rieron.
- “¿Qué pasó Lucianita, me trajiste un extraterrestre?” Dijo Juan Carlos sarcásticamente.
- “Es una disco, la más grande de Buenos Aires.” Dijo Luciana sonriendo.
- “Bueno, ¿Cuánto es?.” Dijo Rafael.
- “Che pelotudo, mientras estés conmigo, la plata no es tu problema vite.”
- “Entonces, no hay tiempo que perder, supongo.” Dijo Rafael pretendiendo una sonrisa.
- “Exacto, Luciana, tu amigo me cae bien.”




Se prepararon, se subieron al carro (limosina), y fueron a la disco. Rafael veía todas esas calles, gente gritando y de pronto, un local blanco y grande con muchas luces y en la parte de arriba unas letras que decían “P A C H A”.
El veía toda la gente que bajaba de sus limosinas con los vestidos más preciosos de diseñadores luciendo el cabello del modo más ordenado el cual iba adornando sus perfectos rostros los cuales parecían carecer de defectos.
Rafael se sentía como un adefesio.
Bajaron de la limosina y al parecer, Juan Carlos conocía a todo el mundo porque los saludaba como si fueran amigos de años. Luciana, claro, no se quedaba atrás.
- “Hola ¿Cómo estás? Él es mi amigo casimuerto.” Decía Luciana cada vez que lo presentaba.
- “Hola, mi nombre es Rafael porsiacaso.” Decía cada vez que Luciana lo presentaba.
Ya dentro de la disco, todo era una locura. Drogas, besos, alcohol, trance y electro.
Pero dentro de todas esas locuras, la locura mayor, era Luciana. Quien se la pasaba tomando, drogándose, besando y bailando. Algunas veces, Juan Carlos se acercaba a ella, bailaban, se besaban, se tocaban.
De pronto, el la cogió por la cintura y se la llevó de la disco. Rafael, pensando que Luciana estaba fuera de razón y que había tomado demasiado, la persiguió.
Juan Carlos tomó un taxi con Luciana, mientras que Rafo cogió uno que estaba detrás y dijo la frase típica que todos queremos decir alguna vez en nuestra vida. “Siga a ese taxi”
Los siguió sigilosamente hasta el departamento de Juan Carlos, donde ambos entraron mientras que Luciana, se tambaleaba de un lado para otro, dando a entender su estado.
Minutos después, Rafael decidió subir al departamento, y sin tocar la puerta, entró.
La imagen fue clara: ambos semidesnudos besándose. Él, intentando “salvarla” dijo.
- “Desgraciado, apártate de ella.”
- “¿Pero que haces vos aquí?” Dijo Juan Carlos desconcertado. “Pensé que te quedaste en Pacha con una minita.”
- “Apártate de ella he dicho” Reclamó Rafael.
En eso, Luciana se levantó y lo miró.
- “Casimuierto, ¿Qué haces?”
- “Te estoy salvando.” Dijo Rafael.
- “¿De qué.?”
- “De… Un momento. ¿Tu quieres esto? ¿Quieres estar con él?”
- “Bueno…” Dijo Luciana. “Creo que eso es obvio.”
- “Entonces, Luciana, creo que ya me voy.” Dijo Rafael.
- “¿Por qué?” Preguntó Luciana
- “Chau cuidate.” Respondió Rafael dirigiéndose a la salida.
Cuando salió respiró profundamente y antes de dar un paso hacia adelante escuchó un grito.
- “Rafael.” Gritó Luciana. “¿Por qué te vas?”
El volteó, la miró y dijo.
- “Porque yo no pertenezco aquí.”
- “¿Ah sí?” Dijo Luciana riéndose. “Dime, ¿A dónde perteneces tú?.”
- “No lo sé, pero no aquí.” Dijo Rafael.
- “Pero, ¿Qué tiene de malo?”
- “¿Qué tiene de malo?” Grito él. “¿Qué tiene de malo?” “Haber Luciana, verte drogándote y bailando así no es algo agradable. Y no sé, yo creo que sería bueno que me hayas dicho que estabas con enamorado.”
- “¿Qué estoy con qué?” Dijo Luciana confundida. “No tengo enamorado y de todas formas que lo tenga o no, ¿eso de que forma te afecta?”
- “Me afecta porque venimos juntos, y no sé, creo que yo tenía una idea equivocada en mi cabeza, lo siento, soy muy estúpido.”
- “No lo eres.” Dijo Luciana acercándose. “El problema es que yo amo a alguien.”
- “¿Qué? ¿A Juan Carlos?”
- “Sí. ¿Es tan obvio?”. Preguntó Luciana
- “Creo que sí. Pero, ¿Por qué no están?.”
- “Será porque no me ama.”
- “La verdad no creo que tu lo ames.” Dijo Rafael
- “¿Por qué?” Preguntó Luciana.
- “Porque estás loca, y alguien tan loca no creo que pueda sentir amor.”
- “¿De qué hablas? La locura es el acompañante del amor.”
- “¿Qué?”
- “¿Nunca has escuchado la historia?” Dijo Luciana. “Hay todo te tengo que enseñar yo, ya mira era sobre que todas las emociones estaban jugando a las escondidas, y la que tenía que buscarlas era la locura.”
- “¿La estás inventando?”
- “No, presta atención. Bueno entonces la locura contó hasta 100 y comenzó su búsqueda. Cuando ya había encontrado a la mayoría, faltaba una y ésa era el amor. El cual estaba escondido detrás de un rosal porque le pareció, digamos, romántico. De pronto, la locura fue locamente por el rosal moviendo las ramas. Y en eso, se escucha el lamento del amor, y era que la locura había lastimado sus ojos con las espinas. Y como la locura se sintió tan culpable por haber dejado ciego al amor, dijo que iba a acompañarlo por siempre como su guía. Y desde ahí la locura viene acompañada con el amor que siempre es ciego.”




- “Lo del amor ciego te lo creo.” Dijo Rafael mirándola.
- “Lo de la locura es más cierto.”
- “¿Aceptas que estás loca?”
- “Acepto que vivo la vida mejor que tú.”
- “¿Por qué estás enamorada de Juan Carlos?”
- “Porque, casimuerto, en el momento en el que conoces a una mujer no puedes pretender que ella no está templada de alguien. Las chicas siempre tenemos a alguien en nuestro corazón, es como, una ley.”
- “No me gusta esa ley.”
- “Pero eso no significa, que no nos podamos enamorar de otros.”
- “¿Te enamorarías de mí?”
- “¿Tu de mí?”
- “No sé, esque tu estás..”
- “Loca.” Dijo Luciana. “Voy a quedarme con Juan Carlos hasta éste domingo, creo que sería bueno que te vayas.”
- “Sí, tienes toda la razón, me voy.”
- “Cuídate casimuerto, ¿nos volveremos a ver?”
- “No lo sé, tu sabes donde vivo.”
- “Entonces, no me esperes.” Dijo Luciana mientras que Rafael se iba.


¿Luciana y Rafael se volverán a encontrar?¿Cuál es la línea entre lo romántico y lo delirante? ¿Es posible saber cuándo pasamos esa línea?


Alineación a la derecha

*Maafer G.

-------------------------------------------------------------------------


Sarub
leblon
OiMax

Mis anuncios 1: Por otro lado, las cosas en mi vida estan yendo extrañas, pero no estoy escribiendo nada sobre éso por ahora ya que estoy esperando a que se resuelva el misterio que envuelve éstas experiencias. Pero bueno...

Mis anuncios 2: Estaba escuchando ésta canción mientras escribía el texto, MANÁ- MUELLE DE SAN BLAS. (Mi mejor amigo esta aprendiendo guitarra y ya se sabe la intro)El juró que volvería y empapada en llanto ella juró que esperaría...


6 miaus:

Daffy y Zally dijo...

yo te quiero hacer feliz n.n

esta interesante tu blog me agarada!

espero pases por el nuestro y nos propongas que banda quieres que pongamso en un post!, son de todo tipo de rock! n.n

luxin dijo...

Wao, es una de las historias mas intrigantes que e leido u__u
y desepcionante si lo fue, sabes mi relacion sentimental acaba de terminar y sé que el resto dl mundo tmb a de sentir la desepcion, el amor es ciego y la locura lo acompaña, io lo comprobé, pero no siempre hay q ser locos, aveces suele ser malo...

u_u
no se si crea en el amor en estos momentos, pero a mi tampoco me gusta esa ley...

Yellow... coldplay (Y)

Saludoss

*Luchin*

pequeña grande dijo...

yo necesiito que hagas la 3ra parte yaa ..ahoraa !! enceriio!!

Alexa dijo...

La frase tipica "siga ese auto" me recordo a un grupo en facebook.

Sonara medio rarito, pero Luciana me simpatiza y mucho. Me encanta su forma de ver la vida y todo de ella. Solo necesita equilibrio. Y quien mejor que Rafa para darselo?

No nos dejes con las ganas mucho tiempo ;) Besos.

silvia dijo...

Me encanto la historia es como una novela!!!!!! Espero anciosamente la tercera parte :P

Maafer G dijo...

Jajaja, gracias gracias