martes, 23 de marzo de 2010

Rafael y Luciana



Rafael estaba apunto del suicidio, la vida no valía nada, no era necesario decir que todo le llegaba porque nadie lo escuchaba según él, excepto su sobrina de catorce años a la que le contaba toda su vida, pero ella, inexperta e indefensa, no le podía aconsejar porque su vida ya era demasiado difícil. Según ella.

Entonces, sin nadie a quien acudir y en la cumbre de la juventud, época en donde los pensamientos y golpes de la vida duelen más, decidió que debería escapar de todo a lo que estaba atado. Osea, escapar de la vida. Entonces empacó sus cosas, le dejó una nota a su papá y un mensaje de texto a su sobrina diciendo “Me voy por un tiempo, voy a volver no te preocupes. Tengo que poner las cosas en claro”

Pero bueno, una cosa llevó a otra, y en medio de la soledad, Rafael terminó en un puente a punto de tirarse. ¿Por qué?
No entendía la vida, su mamá estaba muy enferma, su papá había terminado su segundo matrimonio, su vida universitaria no le satisfacía, la mujer a la que el juraba amor eterno lo engañó con su mejor amigo y para cornonar todo esto, había subido seis kilos.
Se que suena muy cobarde, pero ésta parecía la única solución.
Entonces Rafael prendió su IPOD, puso metal y se preparó para lanzarse.
Justo cuando todo parecía ser el fin, cuando nada tenía solución, cuando las cosas se veían borrosas y el destino incierto, escuchó la voz más dulce y la condena que lo atraparía desde ese día hasta el fin.

- “Creo que no debes hacer eso” Dijo la voz, una voz suave de una señorita.
- “Tu que sabes” Dijo Rafael
- “Esque así saldrás en los periódicos, serás la vergüenza de tus padres aunque estes muerto” Dijo ella
- “Ese es un modo retorcido de pensarlo” Dijo Rafael.
- “Bueno, retorcido es mi segundo nombre.” Dijo ella.
- “Entonces, según tú, ¿Cuál es la mejor manera?” Le dijo
- “Bueno pues, puedes tomar pastillas.” Le dijo.
- “Pensé que me ibas a decir algo más trágico como… ¿Cortarme las venas?” Dijo Rafael
- “Eso duele y probablemente no mueras, lo cual es peor.” Dijo ella
- “Suena como si lo hubieras hecho” Dijo Rafael en modo de burla.
- “Lo he hecho.” Dijo ella muy segura de sí misma.
Rafael se quedó en silencio y volteó a verla. Ella era una chica rubia de piel muy clara. A simple vista no pasaba de los diecisiete años, muy simpática y con una mirada muy estable que parecía leerte la mente.

- “¿Quiéres que me mate?” Dijo Rafael
- “No lo sé, eso depende de quien eres.” Dijo ella.
- “Soy Rafael.”
- “Soy Luciana y me siento rara por conocer a una persona un minuto antes de su muerte”
- “Lo siento.” Dijo.
- “¿Me haces un favor?” Dijo Luciana
- “No lo sé, depende de que sea” Replicó Rafael.
- “¿Puedes matarte mañana?”
- “No, no sé, ¿Por qué?” Preguntó muy intrigado
- “Porque no quiero ver como te mueres.” Dijo Luciana
- “Convenceme” Dijo Rafael.
Luciana se acercó a él lentamente con un poco de timidez, lo miró a los ojos y lo besó.
Rafael no entendió.
- “Gusto en conocerte Rafael.” Dijo Luciana yéndose.

Él se quedo en la gran nada, no había terminado de comprender que era lo que acaba de pasar. Sin embargo, decidió no matarse.
Regresó a su casa y habló con su familia. Sólo habían pasado dos semanas, pero para él fue una eternidad.
- “No entiendes mafer, ella era hermosa.” Dijo Rafael.
- “Yo creo que está loca.” Dije
- “Pero es la mejor de las locas.” Dijo
- “Rafo, nunca más la vas a volver a ver.” Dije
- “Sí lo se, pero ella me salvo ¿Entiendes?” Dijo Rafael.


Ese mismo día, Rafael soñó con ella, con su dulce voz y su profunda mirada. Cuando despertó oyó voces en la parte de debajo de su casa. “¿Visitas a ésta hora?” Dijo mirando el reloj que apuntaba hacia las once de la mañana. “Debe ser mi tía Ana, bajaré a saludar”
Rafael bajó, con su pijama de el capitán Krunch y su cara lleno de lagañas y aliento a recién despertado.
- “¿Rafo? Veo que recién te levantas” Dijo su papá. “Tenemos visitas, éste es mi amigo Federico y su hija..”
Antes de que termine la oración, Rafael sabía quien era esa chica.
- “¿Luciana?”
- “Sí, Luciana.. ¿Se conocen?.” Dijo el papá de Luciana con una cierta extrañesa.
- “No” Dijo Luciana. “¿Cómo sabes mi nombre?” le dijo a Rafael.
- “¿No te acuerdas de mí?.”
- “Disculpame, pero no.”

Siguieron la conversación en la sala mientas que Rafael subió a su cuarto, decepcionado y extrañado. “¿No se acuerda de mí?”
Mientras que estaba tirado en su cama, tocando guitarra, escuchando música, viendo al techo, la puerta se abrió de golpe.
- “No hagas eso casimuerto, mi papá ahora me preguntará muchas cosas.” Dijo Luciana como si no hubiera pasado nada.
- “¿Te acuerdas de mí? ¿Tu papá qué? Espera.. ¿Cómo me llamaste?”
- “Ya pues causa, ¿Tan buena fue mi actuación? Asu. Bueno, pensé que te habías matado.” Dijo
- “No, volví a casa. Qué raro que estes aquí.” Dijo Rafael aún hipnotizado.
- “¿Raro dices? Puede ser. Bueno, mi papá trabaja con tu papá.”
- “¿Por qué estas preocupada sobre si sabe que me conoces o no?”
- “Porque mi papá no sabe nada de mí, cree que soy santa.”
- “Uy ¿Santa? Esa ni yo me la creo.”
- “Sí, santa... Ya pues casimuerto, tu tampoco me conoces, si supieras la mitad de las cosas que he hecho, no estarías hablando conmigo.”
- “¿Tanto así?” Dijo Rafael.
- “Pongamoslo de ésta manera, todos los fines de semana me voy de viaje, cuando mi papá cree que me voy a la casa de mi mejor amiga en lobos, en verdad me voy a Argentina donde están un par de amigos.”
- “¿Por qué?”
- “¿Por qué? Simple, allá todo es más divertido. Droga, vida fácil, sexo sin preocupaciones.”
- “Nunca he ido” Dijo Rafael preocupado.
- “¿Quiéres ir conmigo?” Le preguntó encendiendo un cigarro.
- “No sé..”
- “Casimuerto, la vida es sólo una vez, no tomes tanto tiempo para decidirte, los “ no sé” son una experiencia menos, disfruta de ésta porquería a la que llamamos vida.”
- “¿Cuánto está el pasaje.”
- “Vaya casimuerto, como se nota que no me conoces… nosotros no pagamos pasaje”
- "¿Cómo es eso?"
- "Deja que mi amigo se encargue."
- "Está bien..."
- Entonces, ¿Te apuntas?."
- Contigo,sí.


¿Cómo continuará la historia? ¿Qué haces cuando la única persona que te puede salvar la vida, también tiene la capacidad de arruinarla?

*Maafer G.


-----------------------------------------------------------------------------------------------

Creo que ésta canción le va perfecto al tema. THE WHITE STRIPES- FELL IN LOVE WITH A GIRL.

8 miaus:

Alexa dijo...

TE ESTOY ODIANDO, TE JURO QUE TE ESTOY ODIAAANDO.

Estaba interesantisima y GRR me dejas con la duda. Si no la continuas, yo voy a ir con un cuchillito a buscarte y a extorsionarte para que la continues.

Aaaah, no espero. Besos.

Domina dijo...

DEMASIADO BUENA. SIN PALABRAS, MAFEER :)

Marina dijo...

ME HA ENCANTADO! :D
Me parece muy lindo cómo le ha salvado la vida y que él siga adelante solo por volver a verla :)
Besos

Nicir dijo...

O.O
MALAAA, porque nos dejas asi??
Que siga, que siga!!
me encantó ;D

Carolin cacao, leo lao... dijo...

:O!!
yo quiero seguir leyendo eso, me gusto, tienes que continuar.
:D

Eclipsada dijo...

chicas, tienen un premio en mi blog. besos

Maafer G dijo...

Gracias por sus comentarios, publicare la continuacion muy pronto, decepcionense :)

pequeña grande dijo...

sii mafer sigue la historiia o teee acosareee todo el diia para que la escribas!! te amo mafer!