martes, 16 de marzo de 2010

La vida desde la perspectiva de tu perro



El otro día estaba observando a Chelsea, mi perra que estaba en el patio, desde mi puerta, examinándola y pensando en lo extraña que debe ser su existencia . Aveces pienso que la vida de un perro debe ser muy triste. Comer, esperar al dueño, salir, ladrar, volver y dormir. No lo sé… muy dependiente.

Siempre dije que Chelsea es el peor perro del mundo, pero no lo es, solo está entre los 5 peores. Pero bueno, los perros siempre son inesperados, por lo menos los que conozco lo son.
La primera vez que vi a Chelsea yo estaba en una casa donde habían tres perros que se vendían, uno era un chihuahua, otro era uno grande y la tercera era un Beagle, el cual más tarde vendría a ser la querida y odiada Chelsea.
La elegí a ella porque era la que más me gustaba, por sus colores y su belleza tan tierna. Simplemente era ella y yo lo sabía.
Cuando la llevamos a la veterinaria, observé una plaquita que decía el nombre “Chelsea” y entonces lo supe, ese era el nombre que quería para mi perro, el nombre que la iba a acompañar toda su vida y gran parte de la mía. Chelsea.



Entonces llegamos a mi casa, jugué con ella, me divertía y me parecía que estaba asustada, lo cual era normal ya que era un ambiente nuevo y personas nuevas en su mundo.
La dejamos por un rato en nuestra sala, mi mamá estaba en su cuarto mientras que mi papá se había ido.
Pasaron quince minutos desde que la perdimos de vista, cuando mi mamá sale de su cuarto para preguntarme “¿Dónde está Chelsea?” “No sé” le respondí
En eso vemos unas patitas detrás de las cortinas y ruidos de cables. Mi mamá abrió las cortinas, miró hacia abajo y vio a la nueva mascota devorándose los cables del televisor.
Desde ese momento, supimos que nada iba a ser fácil.
Luego vinieron las noches eternas con sus llantos y ladridos, las cosas que desaparecían y al segundo siguiente lo encontrábamos en su boca o ya en su estómago. (El cual parecía que no tenía fondo)
Tambien cuando raspaba la puerta de la cochera osino un día, cuando mi mamá fue al trabajo y noto que algo sonaba extraño en el carro. Lo estacionó y vio que estaba goteando de la parte de abajo, cuando volvió a la casa, vio unas manchas de aceite en la cochera. Trajo a un señor para que lo examine y vio unas mordidas en la parte de abajo que al parecer habían sacado unas cosas que tapaban el aceite. Nadie creyó que ella sería capaz de hacerlo hasta que al día siguiente la vimos haciéndolo.
Fue increíble.

A medida que pasaba el tiempo, Chelsea nunca cambiaba. Igual de hiperactiva como siempre, comiéndose la comida de los demás, trepándose a los muebles, ensuciándolo todo. Haciendo que nuestra vida en familia sea aparentemente más miserable pero en realidad, más divertida.



Por cosas como esta, pienso que Chelsea no tiene una vida como cualquier otro perro. Sé que muchos dicen eso pero es cierto, mi perro no es normal. Aveces pienso que nisiquiera es un perro.
Lo cual me parece genial, porque los perros son, naturalmente perfectos para tener como amigos, pero yo creo que los perros malos son los mejores. Esque este tipo especial de animales hacen que la amistad con los humanos se vea tan pero tan aburrida como un sábado por la noche en tu casa sin poder salir.

Y, ahora que lo pienso bien, la vida de un perro no debe ser tan triste. En cambio la vida humana si lo es… Trabajas, vas a tu casa a la misma hora, comes, haces algo interesante y ya. En cambio la vida de un perro está lleno de aventuras y es que ellos tienen la clave para el éxito de la felicidad. Y ésa es vivir cada minuto con la alegría de un niño, sin preocupaciones y lo más conchudamente posible. Lo cual posiblemente sea el secreto de la vida.



La vida es un proceso, nosotros somos un proceso, el mismo Universo es un proceso. Por eso estamos en cambios, en vueltas, en constantes idas y momentos que bien pueden ser felices o tristes. Y yo sé, que en el libro de la vida, las respuestas no están en la parte de atrás, pero el sentido está en vivirla desde la perspectiva de un perro. Nunca frenar, nunca mirar hacia atrás, vivir como si fueras un niño, con ese brillo de curiosidad y diversión repartiendo amor, porque en realidad, la vida se trata del amor y relaciones, lo demás es solo detalles.

Ser como un perro, serlo mirando a todos por igual. No importa su sexo, su raza, su vida, su dinero o su carácter. Simplemente amar con libertad dándole tu cariño al que te lo de también. Sería todo más simple ¿No lo crees?
Y esque al parecer, todos los animales excepto el humano saben que el principal negocio de la vida es saber disfrutarla, porque quizás todo lo que uno puede hacer es esperar a terminarla con los arrepentimientos más dulces.

¿Sabes algo? Dicho todo esto, tengo que corregir un error que puse al comienzo:
El otro día Chelsea, mi perra , me estaba observando desde el patio, examinándome y pensando en lo extraña que debe ser mi existencia. Viéndome, experimentándome y preguntándose como es que nosotros, los humanos podemos vivir así.
Porque al final, no son los años de tu vida lo que cuentan, sino la vida que hay en esos años.



*Maafer G.

-------------------------------------


Laertes
Bukowsky18
fotopav_76
强仔

Me he dado cuenta que a chelsea le gusta mucho Jason Mraz, porque cada vez que lo pongo su cola comienza a moverse rápidamente y nose, la noto más feliz. YOU AND I BOTH - JASON MRAZ

8 miaus:

Carolin cacao, leo lao... dijo...

Yo amo a mi perra, mi Kiara.
Es tan fiel, siempre mirándome con ese estilo de sonrisa con la lengua afuera.
Es incondicional, me acompaña, me aguanta el ruido que hago con la batería y estoy segura que me seguiría a todas partes.
Suelen decir que los perros se parecen a los amos, pero a mi me gustaría parecer a mi perra (aunque suene raro) porque, como tu dices, debiéramos ser mas parecidos a ellos.

luxin dijo...

precioso post (:
me encanta ese perrito wa!
qe lendo es!
si tuviera uno asi me lo jamaria en el lonch D; jajajaja Porcierto tnia un perrote pro murio cuando era niño y era mi BFF! u__u eso causo muchos traumas en mí
se iamaba bobby y era el mejor !
EL MEJOR (:
T-T

saludos :)

Anónimo dijo...

wow. nunca pense eso de un perro. es q tu perro es una excepcion :) es unico :) y si .. tal vez hay q vivir la vida de una manera rejalada" :)

Ignuz dijo...

Yo tenía una enamorada y ella adoptó a una cachorra cruzada cuando andábamos juntos.

Esa perrita se convirtió en mi hijita, mi enamorada de entonces y yo éramos los padres.

Lo que más me gustaba de esa perrita es que como la habíamos recogido de la calle, tenía una tendencia a ser agresiva. Por eso siempre me atacaba y al final de la noche terminaba con mis brazos llenos de marcas de dientes de perro.

Como dato final... me gustaría ser un perro.

Marina dijo...

Me ha encantado la entrada! Y las fotos son adorables :) Y que decir de la canción ^^
Besos

Maafer G dijo...

Gracias por comentar, cuidense mucho.

Alexa dijo...

La frase del final me dejo realmente embobada. Buenisima idea la de hacer una entrada con este punto de vista. Me haz hecho reflexionar mucho y haz logrado que vaya corriendo a buscar a mis perritas para darles un abrazote enorme.

Se que ya es un poco tardecito para comentar, pero tenia que hacerlo :(

Saludos, besos, abrazos.

Maafer G dijo...

Gracias, saludos.