miércoles, 29 de septiembre de 2010

Daddy knows best.


Estaba en mi cuarto con la radio prendida en la misma estación de siempre: Oxígeno 102.1 (sí, escucho música ochentera y no escucho latin, soy rara). Echada sobre mi cama viendo al techo y pensando sobre las mil cosas que no me importan y la única cosa que me importa en realidad - es difícil que algo realmente me interese, soy una persona un poco desinteresada y si algo despierta en mi un carácter de importancia es porque en verdad lo considero- cuando entonces agarro mi libreta y comienzo a escribir esas frases pegajosas y melosas que se convierten en poemas debido a la rítmica y consonancia de sus palabras, todas con un mismo destinatario.

En ese momento, odié al mundo.
Odié a todo aquel al que las cosas se le hacían fáciles.
Odié a la vida y a todos los amigos que juré que nunca iba a odiar
Lo odié a él.
Me odié a mí.

Y en medio de todo ese odio, alguien tocó la puerta de mi cuarto.
"¿Qué?" Dije con una voz muy áspera.
"¿Qué haces?" Me dijo mi padre.
"Nada." Le respondí, secando mis lágrimas.
"¿Puedo pasar?" Me preguntó.
"Si quieres." Le dije desinteresadamente.

Él pasó y me miró.
"¿Estás bien?" Me dijo.
"No." Le respondí "No estoy bien."
Se acercó suavemente hacia mí, me miró a los ojos con pena y me abrazó.
"Sabes que quiero golpear a ese hombrecito ahora mismo, ¿cierto?" Me dijo abrazándome fuerte.
"Sí papá, pero no creo que eso solucione nada. Creo que siempre estará él ahí, en mi mente, ocupándola y quemándola."
Él me apartó de sus brazos, me tocó el cabello y me dijo:

"Te entiendo, entiendo a los adolescentes, yo también he sido uno de ellos y créeme que yo he sido el adolescente más quemado de todos. Entiendo que aveces creas que se acaba el mundo por algo que ha pasado. Entiendo que creas que la persona que ahora amas va a ser la única y la última. Pero no es así. Créeme, que lo que tú piensas que es ahorita el fin del mundo, no lo es. Todo pasa y esto también pasará. La vida sigue con o sin nosotros, y para saber lo que hay después de todo este sufrimiento y maritiro, hay que seguir viviendo"


Me abrazó una vez más y antes de irse de mi cuarto volteó y me dijo:

"Muchas veces, las cosas tienen que poner su rostro más feo antes de poner el más hermoso"

*Maafer G.
--------------------------------------------------
The Beatles para el mundo. DO YOU WANNA KNOW A SECRET?

4 miaus:

Luxin dijo...

Por Dios!

Tu papá es demasiado genial,
hasta me acaba de dar una lección de vida a mí...

Dile gracias de mi parte, de un bloggero super "X".

(:

Tiene la mas sincera razón...
No miras hacia atras, seguir andando...

Saludos!

luuli. dijo...

La verdad, al leer esto tu papá me aconsejó y consoló a mí también! Lo que te dijo es muy bueno y muy cierto. Ahora todo puede parecer estar mal pero pronto alguien más va a aparecer y va a traer a la felicidad consigo!
Me encanta este blog, sigan así, un beso.

Aixa dijo...

Linda frase, nunca me había puesto a pensar de ese modo. Me encantó leerla y ver las cosas de esa manera. Los papás siempre haciendo las cosas más fáciles para nosotras :)

Me hiciste el día con el video de The Beatles,

un abrazo inmenso, SONRÍE :)

Aixa

Maafer G dijo...

Gracias por sus comentarios :)